Fotógrafos de moda que han hecho historia

Moda y fotografía han ido de la mano a lo largo de la historia desde el nacimiento de esta última. Detrás de cada firma, desfile, editorial, campaña e it girl, siempre hay un profesional de la fotografía que hace posible que todo aquel enamorado de la moda pueda llegar a conocerla a través de su objetivo.

Han sido muchos los fotógrafos de moda que se han sucedido a lo largo de los años, sin embargo, no han sido tantos los que han destacado por su increíble trayectoria y la perfección y originalidad de su obra. Por eso, si eres un entusiasta de la moda o la fotografía (o de ambas), estos son algunos de los fotógrafos de la industria que deberías conocer.

 

 

 

Edward Steichen (1879-1973)

Edward Steichen nace en Luxemburgo en 1879, pero emigrará a Estados Unidos junto a su familia en 1981.

Antes de dedicarse a la moda, Steichen fue fotógrafo de guerra durante la Primera Guerra Mundial.

No sería hasta 1926 cuando Vogue contaría con él entre sus fotógrafos. Su experiencia como reportero de guerra definiría su estilo como fotógrafo de moda. Steichen no buscaba “la pompa” en sus imágenes, sino que sintetizaba lo que veía a través de su lente quedándose con lo importante. Esto dotaba a cada una de sus fotos de la misma sencillez que glamour.

 

Se trataba de una época en la que Vogue aún no contaba con los infinitos recursos de los que dispone hoy día, por eso la mayor parte de las fotografías eran tomadas en casa del propio editor, el Conde Nast. Allí trataban de buscar atmósferas propias de un estudio fotográfico.

 

 

 

Como gran maestro de la iluminación, Steichen utilizaría en sus fotografías luces que acentuaran las formas, las curvas y las sombras (influenciado por la obra de Edward Weston).

Retrató a grandes estrellas de la época como Charles Chaplin, August Rodin, Greta Garbo o Marlene Dietrich.

 

 

Horst P. Horst (1906-1999)

La carrera de este fotógrafo alemán sería algo difusa, ya que aplicará en sus fotografías los temas del modernismo, pero también participará del realismo, el surrealismo o el art déco.

Estudió en la Escuela de Artes de Hamburgo. En 1930 viajaría a París para estudiar con  Le Corbusier (considerado uno de los exponentes dela arquitectura moderna). Allí conoce a George Hoyninguen-Huene, fotógrafo jefe de la edición francesa de Vogue, quien le introduce en el mundo de la fotografía de moda y con el que más tarde tendría una relación de pareja.

En 1931 la edición francesa de Vogue publicará por primera vez las fotografías de Horst, y en 1932 su famoso retrato de la actriz Bette Davis aparecerá en la revista Vanity Fair.

 

 

Hoyningen-Huene abandonará su trabajo en Vogue en 1935, momento en el que Horst lo sustituye como fotógrafo jefe de la revista en Francia.

En muchas de sus obras surrealistas formaría equipo junto a Dalí. Resultado de aquel tándem son algunas de las fotografías más icónicas del fotógrafo.

 

 

La iluminación que empleaba en sus fotos era tremendamente particular e innovadora. Horst utilizaba cuatro focos (algo poco habitual en la época), uno de ellos apuntando desde el techo hacia abajo para crear el claroscuro deseado. Se cuenta que podía llegar a pasar hasta dos días estudiando la iluminación de una fotografía.

Durante la década de los cuarenta llevará a cabo algunas de las portadas más legendarias de Vogue América.

 

En los años sesenta la directora de Vogue, Diana Vreeland, le encargará una serie fotográfica acerca del estilo de vida de la clase alta, en colaboración con el escritor Valentine Lawford, donde retratará a Cy Twombly, Andy Warhol, Jackie Onassis o los duques de Windsor, entre otros.

 

 

 

El fotógrafo se ve obligado a abandonar su oficio a la edad de 86 años debido a los primeros síntomas de una ceguera que llegará a ser permanente.

 

 

Martin Munkacsi (1896-1963)

Este maestro húngaro de la fotografía no comenzará su carrera en el campo de la moda, sino en el mundo del deporte. A pesar de ser fotógrafo deportivo, sus fotografías denotaban un gran sentido de la estética y la composición.

Carmen Snow, editora jefe de Harper’s Bazaar USA en aquel entonces, pensaría en él para una de sus sesiones de fotos al aire libre. Aquellas fotos en las que aparecía la modelo corriendo hacia la cámara se convertirían en icónicas. El paso de Munkacsi a la moda hizo de este el fotógrafo mejor pagado de su época.

Este artista transportó el movimiento de sus fotografías deportivas al ámbito de la moda. A menudo sus imágenes mostraban a la modelo saltando o practicando algún deporte, por norma general en exteriores. A pesar de que su técnica no era la más cuidada, la espontaneidad en sus trabajos, en los que parecía que las modelos habían sido “cazadas”, resultó refrescante en el momento.

 

 

 

Man Ray (1890-1976)

Man Ray será uno de los fundadores del movimiento dadá neoyorquino, junto con el artista y ajedrecista Marcel Duchamp y el pintor Francis Picabia.

Será uno de los fotógrafos que dé mayor protagonismo a la rayografía, una técnica de laboratorio en la que se realiza la foto sin utilizar la cámara, únicamente colocando un objeto cualquiera sobre el papel fotográfico y revelando el resultado.

 

 

Ray inventará, junto a la fotógrafa Lee Miller, el proceso de solarización. Esta técnica consistía en velar una parte de la fotografía al exponerla a cierta intensidad de luz, quedando partes en positivo y partes en negativo, lo cual confería gran protagonismo a las siluetas, las cuales quedaban vivamente perfiladas.

 

 

En la mayor parte de sus fotografías retratará a sus musas y amantes, como la cantante y actriz francesa Kiki de Montparnasse o la artista Dora Maar.

 

 

 

Cecil Beaton (1904-1980)

Para Cecil Beaton la fotografía empezó como un mero pasatiempo. Se cuenta que fue su niñera, quien poseía una cámara cámara Kodak 3A, la que comenzó a enseñarle los principios básicos de la fotografía.

Estudió  historia, arte y arquitectura en el St. Johns College, en Cambridge, aunque nunca llegó a obtener el título. No encontraría en la fotografía su verdadera vocación hasta realizar su primer viaje a Hollywood, donde quedó embelesado por la belleza de los decorados, los grandes estudios y sus magníficos vestuarios.

Comenzó a trabajar en la edición americana de Vogue, inicialmente como ilustrador de moda y un tiempo después como fotógrafo. Años más tarde, pasaría a firmar un contrato con el Vogue británico, revista en la que se mantuvo hasta la década de los cincuenta.

Sus fotografías se acercaban al surrealismo a través del concepto. Creará imágenes teatrales y fuera de contexto. 

 

 

A partir de los años cincuenta se centra en el diseño y la elaboración de decorados y vestuarios para teatro y cine. Uno de sus éxitos dentro del sector fue la escenografía para la obra de teatro My Fair Lady, que se llevaría al cine como musical debido a su éxito.

Hacia los sesenta, Beaton fotografiaría a grandes iconos de la época como Mick Jagger, Marilyn Monroe, Jean Shrimpton, Twiggy, Penelope Tree o Andy Warhol.

 

 

 

Richard Avedon (1923-2004)

La carrera de Avedon como fotógrafo se iniciará al enrolarse en la Marina Mercante de Estados Unidos. Su padre le entrega una una cámara Rolleiflex como regalo de despedida, con la que comienza a realizar fotografías identificativas de los integrantes de la tripulación.

Tras la vuelta de la marina, en 1944, Avedon decide estudiar junto con el fotógrafo y diseñador Alexey Brodovith en su laboratorio de la New School for Scial Research.

Después de su paso por el laboratorio de Brodovitch, Richard Avedon pasaría a ser el nuevo director de arte de la revista Harper´s Bazaar, y posteriormente su director de fotografía.

 

En su primera etapa como fotógrafo, su estilo se verá fuertemente influenciado por el trabajo de Munkacsi. Muchas de sus fotografías serán tomadas en bares, cafeterías… Habrá muchas escenas de vida cotidiana.

 

 

Evolucionará más adelante hacia un estilo más concreto que se repetirá a lo largo de su carrera. La gran mayoría de sus fotos se tomarán en estudio con un fondo neutro. Se tratará de imágenes con una fuerte carga psicológica en las que la línea entre el retrato y la fotografía de moda resultará algo difusa.

Será uno de sus sellos característicos dejar las marcas del negativo en los laterales de la foto.

 

Además de fotógrafo de moda, Avedon pasará a la historia por ser un excelente retratista. El fotógrafo era experto en dotar de personalidad a la persona retratada a través de sus imágenes.  Uno de sus trabajos más conocidos como retratista es “In the American West”, una serie de retratos sobre fondo blanco del oeste americano.

 

 

En 1957 se estrenaba Funny Face” (en España, “Una cara con ángel”), película protagonizada por Fred Astaire y Audrey Hepburn cuyo guión  estaba basado en la vida de Richrad Avedon.

 

 

 

David Bailey (1938)

La dislexia y la dispraxia marcaron la niñez y la adolescencia de David Bailey. A pesar de que su sueño era ser ornitólogo, sus resultados en la escuela (debido a la falta de diagnóstico de sus trastornos) hicieron que abandonara los estudios a la edad de 15 años.

En 1956 se alistó en las Fuerzas Aéreas, sirviendo en Singapur. Allí compraría una cámara Rolleiflex, lo que haría que al finalizar su servicio al Estado volviera a Londres con la intención de dedicarse a la fotografía.

Debido a su pobre trayectoria escolar no le fue posible entrar en el London College of Printing, por lo que decidió formarse trabajando como segundo asistente de fotógrafo.

En 1959 comenzó a trabajar como asistente del fotógrafo de moda John French, experiencia que le abriría paso en el mundo de la moda. Después de ello, Bailey es contratado por el Vogue británico como fotógrafo.

Será conocido como el fotógrafo de las estrellas, ya que fotografiará a un gran número de actores y músicos, e incluso llegará a retratar a la realeza británica.

 

 

Su estilo es fresco, espontáneo y despreocupado. Su fotografía en estudio se caracteriza por su simpleza. Presentaba a las modelos sobre un fondo blanco, lo cual confería toda la importancia a la modelo, sin distracciones.

 

 

Sus fotos callejeras, sin embargo, no seguirán un estilo concreto. En ellas retratará la escena la escena «Swinging London» de los sesenta.

 

 

Bailey pasará a la historia más recordado por el personaje público que encarnó durante la década de los sesenta, así como por su estilo de vida, que por su trabajo en sí. Un claro retrato del tren de vida del fotógrafo nos lo muestra la película de 1966 “Blow Up”, protagonizada por  David Hemmings e inspirada en David Bailey.

 

 

 

William Klein (1928)

La carrera de este fotógrafo norteamericano dentro del mundo de la moda será breve, de aproximadamente diez años.

Fue un artista multidisciplinar que no se dedicó únicamente a la fotografía, sino que también fue cineasta, pintor y escultor.

William Klein fue un niño y un adolescente brillante en sus estudios, tanto que adelantaron tres años su entrada en la universidad. Comenzó la carrera de sociología en la City College de Nueva York a la edad de 14 años.

Viajará a París después de finalizar su servicio en el ejército, ciudad en la que, gracias a una beca para militares estadounidenses, pudo matricularse en La Sorbona para estudiar Historia del Arte. Durante su estancia en Francia se formó junto con los pintores André Lhote y  Fernand Léger. Fue durante esta época cuando Klein se inicia en el arte de la fotografía. Sin ningún tipo de formación en el campo, Klein comenzará a experimentar con esta disciplina.

Su sello de identidad serán las “hojas de contacto”, un paso intermedio entre el negativo y la fotografía, que a menudo coloreará en azul, blanco y rojo, creando una obra diferente.

 

Se le reconocerá sobre todo por lo que él llamará sus “fotos serias”, escenas de ciudad marcadas por un carácter documental de París, Londres, Nueva York…

 

A mediados de los cincuenta, Alexander Liberman, el director artístico del Vogue americano, ofrece a Klein trabajar como fotógrafo para la revista, motivo por el que regresa a Nueva York.

Durante la temporada en la que Klein trabajó en moda, era muy dado a sacar a las modelos a la calle. Sus fotografías mostraban a estas modelos mezclándose con el bullicio de la urbe. En ocasiones, Klein utilizaba espejos para retratar la escena, creando una fotografía de una originalidad que no se había visto hasta el momento en moda, lo cual entusiasmó a Vogue.

 

Al final de su carrera en el mundo de la moda tendrá una actitud bastante crítica hacia el mismo. Nos podemos hacer a la idea este desencanto si vemos su película “Qui êtes-vous, Polly Maggoo?”.

 

https://www.youtube.com/watch?v=dS_aJN7c8ps

 

 

Helmut Newton (1920-2004)

Newton es considerado uno de los referentes de la fotografía de moda más importantes de la historia.

Este maestro de la fotografía comienza su carrera como aprendiz de la fotógrafa de moda Yva. En 1938 se ve obligado a viajar desde Alemania a Singapur debido a la persecución de los judíos en el país. Allí consigue trabajo como fotógrafo de sociedad en uno de los diarios más relevantes del momento, el Straits Times. Las fotografías de Newton no serían del gusto del diario, por lo que al poco tiempo le despiden y es deportado a Australia.

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial abre su primer estudio de fotografía en Melbourne y trabajará, además, para la edición australiana de Vogue. Después de un tiempo en Australia, Newton viaja a Londres tras conseguir trabajo en el Vogue británico.

Newton se trasladará a París en la década de los setenta. La revolución sexual de aquella época y el consecuente cambio en la manera de relacionarse con el sexo de la sociedad, catapultaron el trabajo del fotógrafo a lo más alto.

El contenido de sus imágenes suele calificarse de voyeur. Las escenas de Newton muestran imágenes de carácter sexual en las que abundan la desnudez femenina, las referencias al sadomasoquismo y los zapatos de tacón (el gran fetiche del artista), casi siempre con un toque bizarro.

 

 

Trabajará normalmente en blanco y negro, dando un gran protagonismo al contraste entre ambos.

 

 

Quienes trabajaron junto a Newton dicen de él que era una persona metódica y perfeccionista. Participaba en todo el proceso de creación de la foto, desde el vestuario, el maquillaje y la peluquería hasta la maquetación de la misma.

 

 

 

Guy Bourdin (1928-1991)

Las primeras fotografías de este artista parisino serán publicadas bajo el pseudónimo de Edwin Hallan en la Galerie Huit, en el año 1953.

No sería hasta 1955 cuando Bourdin publique sus primeros trabajos de moda, que verán la luz en la edición francesa de Vogue.

Como discípulo de Man Ray, tomará de este el surrealismo propio de la década de los treinta.

La estética de las fotografías de Bourdin será muy cercana a la de Newton. Sus imágenes, de contenido sexual, transmiten cierto sentimiento de perturbación, misterio y belleza a su vez. Cada fotografía no se limita a mostrar una modelo, sino que incita a imaginar toda una historia alrededor de la misma.

 

 

Muchas de sus escenas recordarán a la idea de la muerte, resultando impactantes y algo inquietantes.

 

Este máster del color jugará con la saturación en sus fotografías. En cuanto a la composición de sus estas, Bourdin utilizará pocos elementos.

A pesar de que el color es el signo distintivo de Bourdin, en ocasiones introducirá el blanco y negro dentro de otras fotografías a color.

 

 

 

Bruce Weber (1946)

Weber saltará a la fama en el terreno de la moda gracias a campañas para firmas tan prestigiosas como Ralph Lauren, Calvin Klein o Abercrombie & Fitch a finales de los ochenta.

 

 

Sus imágenes serán suaves, dulces, relajadas y cómodas. En la gran mayoría mostrará a chicos con un toque de erotismo y cierta ambigüedad sexual.

 

 

También aparecerán muchos animales en sus escenas, entre ellos su perro.

 

Preferirá la luz natural que aportan los espacios abiertos y la fotografía en blanco y negro. 

En los noventa Weber dirige algunos de los videoclips más famosos de Petshop Boys: Being Boeing”, Sea Vida É” y I Get Along”, los cuales comparten la misma estética que su fotografía.

 

https://www.youtube.com/watch?v=rLV52d7J8rA

 

 

Steven Meisel (1954)

Obsesionado con el mundo de la moda desde que era pequeño, Steven Meisel se gradúa en Ilustración de Moda en la Escuela de Diseño Parsons.

Después de finalizar sus estudios, comienza a trabajar como ilustrador para el diseñador de moda Roy Halston Frowick, y más tarde para la revista Women’s Wear Daily.

Siendo un gran fan de la fotografía de moda como era, Meisel aprovechaba los días en los que no trabajaba para ir a la agencia de modelos Elite y fotografiar a sus modelos cuando estos se lo permitían. Una de esas modelos mandará a la revista Seventeen algunas de las fotografías que Meisel la había realizado y desde ese mismo momento firma un contrato como fotógrafo de la revista.

Su amistad con Madonna fue lo que realmente le llevó a la fama. Los retratos que Meisel realizó de la cantante se hicieron muy famosos en los ochenta.

 

Fue también en la década de los ochenta cuando el fotógrafo es contratado por Vogue Italia, pasando a encargarse desde entonces de todas y cada una de las portadas de la revista hasta 2015. Esto resulta una excepción dentro de la industria, ya que rara vez las portadas de una revista se reservan a un único fotógrafo.

 

 

Su trabajo mostrará imágenes con cierto carácter político y en ocasiones controvertidas.

 

 

Su campaña para Calvin Klein de 1995, en la que aparecían una serie de modelos en lo que parecía un sótano, fue duramente criticada. Existieron asociaciones de padres que tacharon la campaña de pornografía infantil, por lo que la firma se vio obligada a demostrar que los modelos que aparecían en la campaña eran mayores de edad. Aún así, en ningún momento se retiró dicha campaña.

 

 

 

Annie Leibovitz (1949)

Leibovitz, apasionada del arte desde que era pequeña, inició sus estudios en el Instituto de Arte de San Francisco en 1967. Su idea de ser profesora de arte se fue desvaneciendo a medida que crecía su amor por la fotografía.

Es en San Francisco donde una joven Leibovitz comienza a retratar el cambio social que se estaba gestando en los setenta y que se sentía en las calles a través de las protestas o la música de la época.

Comenzará su carrera fotográfica en la revista Rolling Stone, en la que adquiere un increíble prestigio a partir de la publicación de la portada en la que aparecen John Lennon y Yoko Ono. Esta fotografía pasará a ser icónica debido a que fue la última foto que se le tomó a John Lennon antes de que fuera asesinado. Esta famosa portada se publicó sin texto alguno a excepción del nombre de la revista.

 

 

En 1975 se encarga de documentar la gira de los Rolling Stones alrededor de Estados Unidos y Canadá.

 

 

Trabajará a menudo para Vanity Fair y Vogue, y realizará un gran número de campañas para importantes firmas como Prada o Louis Vuitton.

Leibovitz ha fotografiado a lo largo de su carrera a incontables celebrities de toda índole, como Michael Jackson, Bruce Springsteen, Mijaíl Gorbachov, Miley Cyrus, la reina Isabel II de Inglaterra…

Uno de sus retratos más famosos es en el que Demi Moore posa desnuda durante su embarazo y que fue portada de la revista Vanity Fair.

 

 

En sus retratos Leibovitz trata de buscar la originalidad, esa vuelta de tuerca que convierta un simple retrato en especial. Un claro ejemplo de ello es el retrato que realizó a la actriz Woopi Goldberg en una bañera llena de leche.

 

 

Otro de su trabajos más importantes será una serie de fotografías en las que retrata a la que fue su pareja, la intelectual americana Susan Sontag, en cada uno de los pasos de la enfermedad que la llevó a la muerte, la leucemia.

 

Hoy día trabaja en numerosas ocasiones para Vogue y se ha convertido en la fotógrafa mejor pagada en todo el mundo.

En sus trabajos actuales ha desaparecido ese estilo fresco y espontáneo y en ellos predomina la incorporación de muchos elementos que no existen creados con Photoshop. Podemos apreciar muy bien el estilo actual de Leibovitz en un encargo realizado por Disney en el que la fotógrafa recrea personajes famosos de sus películas.

 

 

 

Tim Walker (1970)

Este fotógrafo británico comienza a interesarse por la fotografía tras su paso por la biblioteca de Conde Nast, donde trabajaría en el archivo del fotógrafo Cecil Beaton. Este fue el motivo que le lleva a graduarse con honores en Fotografía en el Exeter College of Art.

Después de terminar la carrera, Walker trabajará como aprendiz con algunos fotógrafos de Londres hasta que decide impulsar su carrera y viajar a Nueva York. Allí comienza a trabajar como asistente de Richard Avedon.

A la edad de 25 años Walker publica su primera editorial para Vogue, a la que seguirían otras muchas.

Es muy característico del fotógrafo introducir en la escena elementos fuera de escala, elementos que no se crean de manera digital sino que se fabrican especialmente para la foto y que realmente está en escena.

 

Sus producciones suelen ser caras y con un estilo claramente barroco. Es muy común encontrarnos en las producciones de Walker escenarios como grandes mansiones y casas espectaculares.

 

Es un fotógrafo al que le gusta jugar con el tema de los sueños y la fantasía, lo cual dota a sus fotografías de un estilo inconfundible.

 

 

Eugenio Recuenco (1968)

Este gran artista del cine y la fotografía nace en Madrid, ciudad en la que estudia Bellas Artes en la Universidad Complutense. Aunque se licencia en la especialidad de pintura, tardará poco en abandonar este arte seducido por la fotografía.

Pronto comenzará a publicar sus fotografías en algunas de las revistas más prestigiosas de España como Vogue, Planeta, Vanity Fair o Marie Claire.

Su gran primera campaña para la firma de joyas francesa Boucheron le lanzará a la fama internacional, lo que hará que firmas como Loewe, Diesel, Yves Saint Laurent, Custo, Naf Naf o Mango quieran colaborar con él.

Algunas de sus campañas más famosas han sido la del perfume “Quizás” de Loewe o la de Nina Ricci para su perfume “Nina”, en la que la modelo escala una montaña de manzanas.

Recuenco retocará mucho sus imágenes, buscando en esta edición que las fotografías tengan un aire de pintura. En sus trabajos predominarán los colores neutros y mates, sobre todo grises y marrones de tono apagado.

 

 

 

Terry Richardson (1965)

Terry Richardson nace en Nueva York el 14 de Agosto de 1965. Su juventud estará fuertemente marcada por el divorcio de sus padres. Como consecuencia de ello, Richardson se traslada junto con su madre a Woodstock en 1970, después a Londres y finalmente a Hollywood. Es en Hollywood donde su madre sufre un grave accidente que la deja incapacitada.

La nefasta situación económica y familiar que trajo consigo la separación y el accidente de su madre, empujan a Terry a buscar consuelo en las drogas para evadirse de su vida. Durante esa época comienza a tocar en The Invisible Government, una banda de punk-rock.

En los noventa, su padre, Bob Richardson (precursor del estilo documental fotográfico), le regala una cámara con la que Richardson comienza a fotografiar adolescentes drogadictos, indigentes y escenas de su vida.

El fotógrafo abandona la música, y junto a esta Hollywood,  y se traslada al East Village, Nueva York, donde empieza a fotografiar la  vida nocturna de la gran ciudad.

Sus fotografías llegarán a manos de Phil Bicker, director de The Face, quien ofrece a Richardson realizar una campaña para la firma de moda Katherine Hammet. Esta campaña da la oportunidad al fotógrafo de hacerse un hueco en el mundo de la fotografía de moda, por lo que decide trasladarse a Londres para labrarse una carrera y dejar atrás su adicción a la heroína.

Desde entonces Terry ha realizado numerosas campañas para las firmas más top de la moda como  Marc Jacobs, Sisley, Miu Miu, Gucci, Yves Saint Laurent o Tom Ford, y ha publicado sus trabajos en Rolling Stone, GQ, Vogue, Vanity Fair o Harper’s Bazar.

 

 

Sus fotografías siguen, por lo general, una misma línea: fondo blanco con el personaje delante y con flash. Se trata de imágenes muy espontáneas y macarras, con un aire decadente, bizarro e incluso sucio.

 

 

Sus campañas para Sisley se han hecho muy conocidas en todo el mundo. En ellas Richardson juega con la provocación esperando obtener una reacción de impacto en la audiencia

 

 

Es muy propenso a aparecer en muchas de sus fotografías.

 

 

 

Scott Schuman, The Sartorialist (1968)

Scott Schuman, originario de Indiana, siempre se vio atraído por el mundo de la moda. Por eso, cuando llegó el momento de decantarse en sus estudios, eligió márketing y confección de moda.

Al finalizar sus estudios se traslada a Nueva York para conseguir su sueño de trabajar en el sector de la moda. Allí trabaja durante años para algunos diseñadores neoyorkinos hasta que consigue abrir su propio showroom, un lugar para diseñadores emergentes.

Este maestro coolhunter, bloggero y fotógrafo de streetstyle, en un primer momento abriría un blog de fotografía en el que solía colgar las fotografías que realizaba a su familia. Cuenta que las primeras fotos de moda callejera en “The Sartorialist” fueron unas imágenes que tomó en el mercado de Fulton a personas que vestían con un estilo especial. Así comenzaría el ascenso meteórico de “The Sartorialist” y Scott Schuman.

En su blog podemos ver trabajo de calle, pero cuidado. Sus fotografías, un sinfín de gente vistiendo con gracia en ciudades como Nueva York, París o Milán. En estas siempre aparece el personaje centrado y de fondo la gran ciudad. También es muy dado a realizar fotos de detalles como sombreros, cinturones, botones, zapatos…

 

 

El fotógrafo no oculta que a día de hoy sus imágenes no son lo que se dice espontáneas, sino que conllevan una pequeña producción. En ellas elige la localización, existe maquillaje, peluquería, una modelo profesional con varios cambios de ropa e incluso iluminación.

La revista Time nombró al fotógrafo uno de los personajes más influyentes de la moda.
Además, firmas como Suarez y Aristocrazy han contado con Schuman en sus campañas.

 

 

 

Bill Cunningham (1929-2016)

William John Cunningham nace en Boston en 1929. Abandonó sus estudios en Harvard para comenzar a trabajar como publicista en Nueva York, pero no dedicaría mucho tiempo al sector, ya que abandonaría la publicidad para trabajar como diseñador en una tienda de sombreros.

Un tiempo después, inicia su carrera como escritor de moda en Details, Women’s Wear Daily y Chicago Tribune. Como escritor sería la primera persona que hablase de “deconstrucción” para referirse a los diseños de Martin Margiela y quien acercara diseñadores como Jean-Paul Gaultier, Courrèges o Azzedine Alïa a los estadounidenses.

En 1967, Cunningham se compra una cámara de fotos con la que comienza a fotografiar a personas que pasan por la calle y que llaman su atención por su manera de vestir.

 

Se cuenta que uno de esos días en los que solía recorrer la ciudad cámara en mano fotografía a Greta Garbo por mera casualidad. Esas fotos llegan al Times, que desde entonces contrata a Cunningham para llevar a cabo una sección fija en el periódico llamada “On the Street”.

 

Desde que empezara a tomar sus primeras fotografías hasta que muriera en 2016, Cunnigham no dejaría de salir a la calle ni un solo día en busca de esa moda callejera que tanto le fascinaba, siempre montado en su bicicleta y ataviado con su chaqueta azul de pintor.

 

Este maestro de las tendencias trabajó en analógico durante toda su vida. Cada semana, Cunningham enviaba sus negativos a The Times junto con las indicaciones acerca del orden y posición de sus fotografías.

Bill fue un hombre peculiar, austero y entrañable. Richard Press y Philip Gafter produjeron en 2010 un documental sobre el trabajo y la vida de este fotógrafo apodado “el monje de la moda”. Gracias a este documental tuvimos la oportunidad de conocer un poco mejor al padre del streetstyle y enamoraros, si cabe, un poquito más de él.

 

https://www.youtube.com/watch?v=mkQklk_cfVs&t=34s

 

 

Mario Testino (1954)

La carrera fotográfica de este artista peruano tuvo un comienzo modesto. Después de haber empezado a estudiar ciencias económicas, derecho y relaciones internacionales, Testino decide viajar a Inglaterra con la intención de encontrar su lugar en el mundo.

Cuando llega a Inglaterra acude a una academia de fotografía donde se da cuenta de que la fotografía de moda es lo único que llama su atención. Así, para ganarse la vida y a su vez ganar experiencia, comienza a realizar portfolios a modelos principiantes por 25 libras.

En 1997 realiza una serie de retratos a Lady Di que catapultan a Testino a lo más alto. A partir de entonces las publicaciones más importantes de moda se rifarían al fotógrafo.

 

 

Sus trabajos han sido publicados en Vogue, V Magazine, Vanity Fair, Harper’s Bazaar y GQ, y ha realizado campañas para firmas como Burberry, Versace, Calvin Klein, Valentino, Chanel, Gucci y Dolce & Gabbana.

 

 

Han sido muchas las celebrities que han pasado por el objetivo de Mario Testino, convirtiéndole en uno de los más famosos fotógrafos de las estrellas. Rostros como los de Taylor Swift, Cara Delevigne, Jennifer Lopez, Gwen Stefani, Naomi Campbell, Christina Aguilera y Cristiano Ronaldo, entre otros muchos, han posado ante la lente de este maestro de la fotografía.

 

Uno de los trabajos más conocidos de Testino es su libro recopilación de imágenes de Kate Moss (musa del fotógrafo), cuyo precio de venta es de 2000€.

 

Testino tiene un estilo sencillo y sin embargo único. Es capaz de captar el lado más teatral de todo aquél que posa para él, lo cual convierte su fotografía en algo excepcional.

 


Como ves , son muchos los fotógrafos que han marcado una gran diferencia en el mundo de la moda, con estilos de lo más diferentes pero todos ellos con una trayectoria impresionante a sus espaldas.

Yo, personalmente, siento debilidad por Helmut Newton, Guy Bourdin y Eugenio Recuenco. ¿Cuáles son tus preferidos?

¡Un saludo y gracias por leerme!

 

59 Comments
  • gmparfums
    Posted at 13:58h, 29 marzo Responder

    Maravilla de blog y de entrada!!!!

  • Maria
    Posted at 14:06h, 29 marzo Responder

    No conocia ni a la mitad ellos, wow! No soy muy fan de Richardson, pero me gustan algunas de sus fotos (no en las que sale el, la verdad jajajaja).

    No se quien hace las fotos de las campañas de Dolce&Gabbama, pero me encanta la estetica de las campañas de la marca en general. Tu sabes quienes han sido los fotografos?

    • Indómito Style
      Posted at 14:19h, 29 marzo Responder

      La verdad es que Richardson tampoco es de mis fotógrafos preferidos, pero como suele decirse, si está donde está, es por algo. Las fotografías de la campaña SS2021 de Dolce & Gabbana creo que son de Branislav Simoncik. Si te gusta, su usuario en Instagram es @branislavsimoncik.

  • mdracarys
    Posted at 10:04h, 31 marzo Responder

    Me encantó tu blog! Qué bien argumentado todo y las fotos elegidas son brutales!

    • Indómito Style
      Posted at 10:13h, 31 marzo Responder

      Muchas gracias. La verdad es que es un tema que engancha si te gusta la moda y la fotografía.

  • Carlos
    Posted at 11:35h, 03 abril Responder

    Muy completo el articulo. Con ganas de mas!

    • Indómito Style
      Posted at 12:34h, 04 abril Responder

      Gracias. Hubo muchos fotógrafos que se tuvieron que quedar fuera para que el post no fuese excesivamente largo. Igual más adelante escribo una segunda parte.

  • VM8
    Posted at 22:47h, 03 abril Responder

    ¡Un blog muy interesante, las fotos son muy chulas y alguno de ellos como Tim Walker me ha llamado mucho la atención!

    • Indómito Style
      Posted at 12:31h, 04 abril Responder

      ¡Muchas gracias! Tim Walker es, sin duda, uno de mis fotógrafos favoritos. Su trabajo es impresionante.

  • Pilar
    Posted at 22:34h, 04 abril Responder

    Gracias por la entrada! Me parece muy interesante! Y las fotos que lo acompañan son geniales! Estaré pendiente de las siguientes entradas!!!

  • lauranavasarranz
    Posted at 17:27h, 05 abril Responder

    Qué buen post Natalia, me parece muy acertada la elección de fotógrafos. Qué buen gusto eligiendo además las fotografías de cada uno de ellos. Me gusta tu estilo y estoy deseando leer tu siguiente post!

    • Indómito Style
      Posted at 18:10h, 05 abril Responder

      ¡Gracias! Aunque me quedé con ganas de incluir algunos (muchos) fotógrafos más, creo que la selección final es bastante representativa.

      • encarnacion
        Posted at 19:49h, 07 abril Responder

        Gran reportaje A mi me parece un trabajo espléndido y muy completo puesto que va desde el principio de la moda a nuestros tiempos y repasas los personajes famosos de cada época .mi enhorabuena

  • Juan Antonio
    Posted at 15:29h, 07 abril Responder

    Muy bonito el artículo. La moda y la fotografía siempre van de la mano de estos fantásticos profesionales..

    • Indómito Style
      Posted at 18:03h, 07 abril Responder

      Desde luego, son dos disciplinas destinadas a coexistir. Gracias por tu comentario!

  • Pilar Igualador
    Posted at 15:48h, 07 abril Responder

    Están genial.Es precioso y realizado con muchs sutileza y armonía. Estoy pendiente para ver el siguiente Blog.Graciaaassss

  • Mara Moreno
    Posted at 16:09h, 07 abril Responder

    Muy buen trabajo, me ha gustado mucho.

    • Indómito Style
      Posted at 18:01h, 07 abril Responder

      No sabes la ilusión que me hace leer que te ha gustado. Gracias.

    • Mara Moreno
      Posted at 19:42h, 07 abril Responder

      Me alegro mucho, guapa podrías ser escritora

  • Toñi
    Posted at 16:31h, 07 abril Responder

    Me ha encantado este post, no sabía de tantos fotógrafos de moda
    Esperando el siguiente post, con ganas

  • Inma
    Posted at 16:59h, 07 abril Responder

    Espectacular, me ha encantado!!!!

  • Toñi
    Posted at 17:11h, 07 abril Responder

    Me ha encantado este artículo
    He aprendido un montón de moda

  • Beni Torrecilla
    Posted at 17:22h, 07 abril Responder

    Artículo muy interesante y muy buena selección de fotógrafos. Buen trabajo. Enhorabuena Natalia. Besos Natalia.

  • Conchi
    Posted at 17:26h, 07 abril Responder

    Cuánta información y qué interesante!! Enhorabuena ☺️

    • Indómito Style
      Posted at 17:56h, 07 abril Responder

      ¡Muchas gracias! Me alegra que te haya parecido interesante 😉

  • delgamar
    Posted at 18:05h, 07 abril Responder

    Gran trabajo. Qué capacidad de síntesis y que fantástica elección de las imágenes para llevarnos a ese mágico paseo por el fascinante mundo de la
    moda y la de fotografía Muchas gracias

    • Indómito Style
      Posted at 18:09h, 07 abril Responder

      Muchas gracias por tu comentario. ¡Qué alegría saber que has disfrutado leyéndolo!

    • Alicia
      Posted at 20:57h, 07 abril Responder

      Gran Artículo, buena selección de fotógrafos expuesto a lo largo de la historia y acompañado de
      sus famosas fotografias .Gracias ,genial trabajo

  • Josefa
    Posted at 18:56h, 07 abril Responder

    Muy bonito el artículo, esperando el siguiente post,
    Buen trabajo

  • María
    Posted at 19:08h, 07 abril Responder

    Muy buen trabajo!!! Que interesante!
    Un saludo

  • Charo
    Posted at 20:13h, 07 abril Responder

    Un trabajo maravilloso,mi enhorabuena !!

    • Indómito Style
      Posted at 10:15h, 08 abril Responder

      Muchísimas gracias. No sabes cuánto me alegra que hayas disfrutado leyendo el post.

  • Gemma
    Posted at 20:47h, 07 abril Responder

    Espectacular!, preciosas fotos y mejor trabajo.
    Me ha encantado😉

  • encarnacion
    Posted at 20:51h, 07 abril Responder

    Me ha gustado mucho que importante son los fotógrafos para la moda me parece muy interesante y deseando que saques nuevo post .

    • Indómito Style
      Posted at 10:14h, 08 abril Responder

      Sin duda, una de las figuras más importantes en el mundo de la moda. Gracias por tu comentario, y espero no defraudar con el siguiente post.

  • Ángeles
    Posted at 21:30h, 07 abril Responder

    Me ha resultado muy instructivo y me han encantado las fotografías seleccionadas.
    ¡Enhorabuena!

    • Indómito Style
      Posted at 10:12h, 08 abril Responder

      Muchas gracias. Me costó mucho seleccionar las fotografías, ya que si por mí hubiera sido, habría puesto el triple 🙂

  • Nieves
    Posted at 22:08h, 07 abril Responder

    Una entrada muy interesante que destaca la gran capacidad literaria de la autora con una elección de fotografías muy acorde al texto.

    • Indómito Style
      Posted at 10:11h, 08 abril Responder

      ¡Mil gracias por tus palabras! Sin duda, leer un comentario así, te anima a seguir escribiendo.

  • Maite
    Posted at 22:33h, 07 abril Responder

    Sin palabras….mejor imposible…me ha encantado

  • Sacha
    Posted at 00:10h, 08 abril Responder

    Me gustaron David Bailey y Mario Testino. Había visto fotografías hechas por ellos y hasta ahora me entero de sus nombres. Muy interesante el blog.
    Mucha suerte.

    • Indómito Style
      Posted at 10:09h, 08 abril Responder

      Muchas gracias. ¡Ahora por el estilo, seguro que puedes identificar muchas fotogrfías que no sabías que eran suyas!

  • Susana
    Posted at 17:38h, 09 abril Responder

    Muy buen trabajo. Enhorabuena!!

  • Güi Rosad
    Posted at 19:58h, 18 abril Responder

    Un magnífico y extenso trabajo. Seguro que te abrirá camino. Deseando ver más trabajos tuyos.

  • Pablo
    Posted at 19:52h, 21 abril Responder

    Muy interesante, muy bien escrito y unas fotos muy chulas

Post A Comment